La depilación láser (con luz láser) y la depilación IPL o depilación LPI (con luz pulsada intensa) son sistemas de depilación permanentes, rápidos y efectivos. Con estos sistemas de depilación láser permanente, también idóneos para la depilación masculina, se elimina el pelo mediante un proceso de fototermólisis, que consiste en inhabilitar el folículo piloso a partir de la emisión de luz selectiva.