Anticelulitis_Nuo_Dermoestetica

El tratamiento para eliminar la celulitis combina tratamientos con aparatología médica y tratamientos manuales que permiten abordar las diferentes alteraciones en el tratamiento de la celulitis compacta, flácida o edematosa en sus diferentes grados.

• Tratamiento celulitis dinámico: se adapta al tipo de celulitis y a su grado de evolución.
• Tratamiento celulitis personalizado: los principios activos se adaptan de forma personalizada a las necesidades de cada celulitis.
• Tratamiento celulitis completo: combina diferentes técnicas (drenantes, reductoras o reafirmantes), además de un proceso de quimioexfoliación para mejorar la permeabilidad de la piel.
• Tratamiento celulitis multinivel: actúa en tres frentes diferentes para romper el proceso de formación de celulitis y prevenir su reaparición: a nivel microcirculatorio, de tejido adiposo y de tejido conectivo.

Las mejoras son visibles de manera gradual y a partir de la primera sesión, en que ya se nota cómo la superficie de la piel está más suave, firme y lisa.

• Mejora la textura y la calidad de la «piel de naranja»
• Mejora la nutrición y la oxigenación de los tejidos y favorece la microcirculación
• Reduce el número y volumen de los depósitos grasos
• Es un tratamiento evolutivo, no agresivo
• Mejora la circulación periférica, elimina toxinas, drena los líquidos y rompe el tejido adiposo, vaciando las células de líquido y toxinas
• Aumenta el metabolismo basal, lo que contribuye a incrementar el consumo de calorías
• Regula la permeabilidad capilar e incrementa la síntesis de colágeno y elastina para conseguir una piel lisa y firme

• Vela Shape II
• Radiofrecuencia
• Mesoterapia anticelulitis
• Presoterapia
• Bioestimulación
• Bodyshock
• Revolution
• Lpg Cellu M6 integral

La celulitis es una acumulación de tejido adiposo que se produce en determinadas zonas del cuerpo, especialmente en muslos, estómago, cintura y nalgas, donde se forman nódulos adiposos de grasa que hacen que la superficie de la piel tenga un aspecto irregular, con pequeños bultos y hoyos. Esta textura explica por qué la celulitis es conocida también como «piel de naranja». La rugosidad se acompaña de una retención de líquidos.

Si bien la celulitis tiene una causa multifactorial, se trata de un trastorno estético de origen hormonal.

Según su extensión y grado, la celulitis se clasifica en:

• Celulitis generalizada
• Celulitis localizada
• Celulitis de grado I, II, III o IV

Según sus características, la celulitis se clasifica en:

• Celulitis blanda: aspecto de «piel de naranja», tejido esponjoso, móvil y de poca consistencia. No suele ser dolorosa.
• Celulitis dura: aspecto granuloso, consistencia dura al tacto, en personas con piel seca y pies fríos. Puede ser dolorosa.
• Celulitis edematosa: tejido de consistencia pastosa, a consecuencia de la retención de líquidos. Suele ser dolorosa.

• Factores hormonales
• Sedentarismo
• Factor hereditario
• Alimentación
• Factores secundarios

El tratamiento para eliminar la celulitis está especialmente dirigido a personas que no tienen sobrepeso, pero sí celulitis. Personas con mala circulación, que acumulan edemas y presentan arañas vasculares.

El tratamiento para eliminar la celulitis (por bioestimulación) se puede combinar con un tratamiento de ultrasonidos (tratamiento de cavitación), que ayudará a que la grasa sea parcialmente evacuada mediante el sistema linfático y parcialmente utilizada por los músculos como fuente de energía liberada.

El tratamiento para eliminar la celulitis es un tratamiento totalmente personalizado, en que se utiliza una combinación de tratamientos manuales (crema anticelulitis) y tratamientos con aparatología médica. Desde la primera visita se hace un diagnóstico personal para detectar las zonas a tratar y corregir, y aconsejar sobre hábitos de alimentación y cómo elegir el tratamiento más adecuado.

El tratamiento para eliminar la celulitis se lleva a cabo en tres fases:
• Fase depurativa: para eliminar retenciones de líquido y reforzar la pared capilar de los tejidos.
• Fase lipolítica: para perder volumen y tratar la grasa y la celulitis.
• Fase reafirmante: para tonificar la zona tratada y remodelar o ganar masa muscular.

De este modo podemos actuar en tres frentes distintos:

• Microcirculación: nutriendo y oxigenando los tejidos.
• Tejido adiposo: reduciendo el número y la medida de los nódulos.
• Tejido conectivo: incrementando la síntesis de colágeno y elastina.

Después de finalizar el protocolo de tratamiento completo se recomiendan algunas sesiones periódicas de mantenimiento. Como con cualquier técnica no quirúrgica, los resultados durarán más si se acompañan de una alimentación equilibrada y de la práctica regular de deporte.