Peeling_facial_Nuo_Dermoestetica

El peeling facial es un tratamiento que favorece la eliminación de las capas superficiales de la piel, reemplazando la piel deteriorada por una revitalizada.

El peeling facial regenerador consiste en aplicar sobre la piel sustancias químicas de carácter ácido para estimular la renovación celular, provocando una quimioexfoliación que reemplaza la piel deteriorada por una nueva, más joven y revitalizada.

La acción del peeling facial regenerador en el tejido cutáneo actúa con el objetivo de estimular la producción de colágeno, elastina y glicosaminoglicanos, así como mejorar las cualidades fisiológicas y mecánicas de la piel.

El peeling facial regenerador está recomendado para todo tipo de pieles que necesiten regenerar u optimizar los resultados de un tratamiento antiedad.

• Purificación y oxigenación de la piel
• Cierre de los poros dilatados y mejora de la textura de la piel
• Aumento del grosor de la epidermis
• Disminución de las arrugas y aumento de la turgencia
• Unificación del tono y aumento de la luminosidad
• Corrección de imperfecciones
• Atenuación de las lesiones pigmentarias
• Reducción de las manifestaciones del acné y mejora del aspecto de las cicatrices

• Peeling glicólico: pieles con imperfecciones
• Peeling láctico: pieles sensibles, secas o desvitalizadas
• Peeling salicílico: pieles grasas, proacneicas o seborreicas
• Peeling mandélico: pieles gruesas, grasas y con discromías
• Peeling Melanostop: pieles con hiperpigmentaciones
• Peeling Azelan: pieles con acné o marcas de acné
• Peeling Jessner modificado: pieles envejecidas de grado I-II
• Peeling Bionic Age: pieles envejecidas de grado III-IV
• Peeling Melanoplus: pieles con pigmentaciones localizadas
• Peeling de Fenol: rejuvenecimiento facial

Los peelings faciales químicos se clasifican en cuatro niveles, con diferentes profundidades de acción:

• Peeling facial muy superficial
• Peeling facial superficial
• Peeling facial medio
• Peeling facial profundo

Se recomienda comenzar con las concentraciones más bajas (niveles más superficiales) e ir incrementando en función de la tolerancia cutánea y del resultado deseado.

Todos los tratamientos de peeling facial conllevan un proceso de quimioexfoliación y requieren un tratamiento postpeeling (a domicilio). Consiste en la aplicación de una cosmética específica para el cuidado y la protección de la piel que favorezca el proceso de renovación celular.

La profundidad conseguida por un peeling facial, y por lo tanto el proceso de descamación, está determinada por diferentes factores:

• Tipología y estado de la piel
• Tipo de sustancia química utilizada
• Concentraciones y pH
• Técnica de aplicación