Belkyra_Nuo_Dermoestetica

El tratamiento Belkyra es un tratamiento inyectable (sin cirugía) que destruye permanentemente las células grasas submentonianas (grasa bajo la barbilla o doble mentón, comúnmente conocido como papada), retrayendo y redefiniendo la línea mandibular.

El tratamiento Belkyra va dirigido a hombres y mujeres mayores de 18 años que quieran eliminar la grasa submentoniana (papada) de manera permanente. El tratamiento debe adaptarse a cada persona según la distribución de la grasa y sus características: leve, moderada o severa.
Requisitos para poder realizarse el tratamiento:
• Personas con un IMC no superior a 30.
• Grasa submentoniana preplatismal.
• Grado de grasa submentoniana media-moderada.
• Personas sin músculo platismal prominente.
• Personas sin laxitud mentoniana.
• Normo peso desde un mínimo de 6 meses.

La grasa situada debajo de la barbilla puede afectar tanto a mujeres como a hombres. Generalmente tiene su origen en factores como el envejecimiento, la genética y el aumento de peso.
Este tipo de grasa (conocida como grasa submentoniana) suele ser resistente a la dieta y el ejercicio, por lo que muchas veces no es posible eliminarla con buenos hábitos.

El tratamiento Belkyra es el único tratamiento inyectable (no quirúrgico) aprobado por la FDA para el tratamiento de la papada.
La técnica utilizada se basa en la inyección de ácido desoxicólico (ADC, un tipo de ácido biliar).
Cuando se inyecta el componente activo por vía subcutánea, se alteran las membranas de los adipocitos (células grasas) provocando la ruptura irreversible de estas células (adipocitolisis).
La técnica es relativamente sencilla y muy segura, con una duración de aproximadamente 30 minutos:
• Limpieza de la zona.
• Aplicación de anestesia local.
• Definición de los puntos de inyección, adaptados al grado de grasa submentoniana (papada leve, moderada o severa).
• Realización de las microinyecciones de Belkyra.
El tratamiento no requiere incapacidad. Se puede retomar la actividad normal de forma inmediata.

El tratamiento Belkyra requiere entre 2-4 sesiones. En algunos casos persistentes se puede llegar hasta un máximo de 6 sesiones.
El intervalo entre las sesiones es de 4-6 semanas.
Generalmente los resultados son visibles a partir de las 2-4 semanas.

Es recomendable que una semana antes del tratamiento no se tome alcohol ni medicamentos antiinflamatorios, esto ayudará a una mejor recuperación posterior.

• Consigue eliminar la papada sin cirugía y de manera definitiva (siempre y cuando no se produzcan variaciones muy significativas de peso posteriores).
• Permite incorporarse a la vida cotidiana de manera inmediata.
• Aporta firmeza a la piel de la zona tratada, lo que evita que aparezca flacidez en el cuello. Hasta ahora, la única opción posible era la liposucción, una opción quirúrgica que a menudo deja la zona distendida).

El riesgo de alergia es prácticamente inexistente, ya que se trata de una sustancia que nuestro propio organismo utiliza de forma natural para la digestión de las grasas, con lo cual está presente en nuestro cuerpo (es una versión sintética que imita el ácido natural). Además, en la fabricación de Belkyra no se utiliza ningún tipo de derivado humano ni animal.

El tratamiento no requiere incapacidad. Las reacciones después del tratamiento son transitorias y forman parte del proceso:
• Dolor moderado en la zona tratada.
• Retención de líquidos en el tejido (edema e hinchazón).
• Síntomas de sensibilidad (parestesia): pérdida de sensibilidad, disminución de la sensibilidad (entumecimiento).
• Hormigueo.
• Nódulo (zona localizada más dura, pequeña y redonda).
• Hematomas.
• Rigidez o engrosamiento del tejido (induración).
• Enrojecimiento de la piel (eritema).
• Picor.

El efecto más común es la hinchazón de la zona inyectada, que puede durar hasta unas 72 horas después del tratamiento. Su presencia es indicativa de la destrucción de las células grasas, por lo que orienta a una buena evolución.

• Se recomienda aplicar frío local.
• No tomar antiinflamatorios, sólo analgésicos.
• No hacer ejercicio durante los primeros 2 días.
• No mojarse la piel las 2 horas siguientes al tratamiento.
• Evitar ir a saunas, gimnasios, piscinas, etc. durante las primeras 24 horas.
• A diferencia de la liposucción, no es necesario llevar ninguna prenda de compresión en la zona.
• Aplicar la siguiente sesión pasadas 4-6 semanas. Si existe entumecimiento en la zona se recomienda esperar.

• Pacientes con antecedentes de tratamiento para la GSM (por ejemplo: liposucción, agentes lipolíticos, cirugías, etc.)
• Presencia de piel flácida o un traumatismo previo en la zona del cuello o barbilla.
• Presencia de bandas de platisma prominentes.
• Cualquier enfermedad concomitante que interfiera en el tratamiento.
• Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
• Las mujeres potencialmente fértiles deberán estar bajo anticonceptivos.
• Personas en tratamiento con anticoagulantes.