Microneedling_Nuo_Dermoestetica

El microneedling es una técnica mínimamente invasiva que consiste en la aplicación tópica de un producto con propiedades específicas mediante un gran número de microcanales realizados con microagujas que alcanzan una profundidad previamente definida según cada caso.

El tratamiento de microneedling está dirigido a aquellas personas que quieren:

• Mejorar la firmeza, el tono y la textura de la piel.
• Disminuir las arrugas, las líneas de expresión y las hiperpigmentaciones.
• Mejorar las cicatrices del acné.

• Las microlesiones producidas por las microagujas activan el proceso de curación y cicatrización de la piel sin llegar a provocar un daño real, estimulando así una mayor producción de colágeno y elastina. Al inducir de forma controlada el proceso de cicatrización sin una herida se logra una renovación de la piel. Las micropunciones, además, producen un microsangrado, con la consiguiente movilización de las plaquetas y la liberación de factores de crecimiento que complementan la acción.
• Los productos que se introducen en la piel mediante el microneedling se pueden adaptar según las necesidades individuales, atacando de este modo cada problema específico de raíz. Las perforaciones o microcanales permiten una mejor entrada y una mayor penetración de los productos en las capas internas de la piel.

El microneedling requiere un procedimiento relativamente simple y, si es bien tolerado, representa una molestia mínima o nula para el paciente.
Tras la limpieza y preparación de la piel, se realizan múltiples micropunciones (y microcanales), de 0,5 a 2,5 mm de profundidad, dependiendo del área de piel a tratar y del tipo de esteticopatía a solucionar.

Para la obtención de unos resultados óptimos suelen ser necesarias de 3 a 5 sesiones de microneedling, con intervalos de 7-15 días entre las sesiones.

• Mejora la textura de la piel, reduciendo la apariencia de los poros y espesando la dermis.
• Reduce las arrugas finas y moderadas gracias a la estimulación del colágeno y la elastina.
• Disminuye las cicatrices por acné, varicela, etc., al activar los procesos de regeneración naturales de la piel.

Reacciones locales: rojez e inflamación local, que desaparecen en 12-24 h. Podrá aparecer una pequeña equimosis, que debería desaparecer en 24-72 h.
Reacciones poco frecuentes: reacciones alérgicas al producto, infecciones de la zona tratada, exceso de reactivación, hiperpigmentación y alteración del color de la piel.

• Evitar acudir a lugares húmedos
• Evitar exponerse de forma directa al sol
• Evitar someterse a temperaturas extremas
• Evitar mojarse la piel en las 2 horas siguientes a la sesión (saunas, gimnasios, playa, piscinas, etc.)

No se recomienda la aplicación del tratamiento en caso de:

• Pacientes embarazadas o lactantes
• Historial de herpes (se requiere profilaxis 3 días antes y 7 días después)
• Exposición solar
• Alergia a algún tipo de sustancia infiltrada
• Alergia o sensibilidad a las anestesias
• Enfermedades hemorrágicas
• Diabetes descompensada o no tratada