Peeling_PRX_Nuo_Dermoestetica

El peeling PRX-T33 combina el ácido tricloroacético (TCA) con agua oxigenada (H2O2) y ácido kójico, que produce una biorrevitalización sin agujas. Se aplica directamente sobre la piel, es altamente bien tolerado, no produce dolor y no requiere interrumpir la vida social. El peeling PRX-T33 se puede aplicar durante todo el año, incluso en verano, ya que no ocasiona descamación, excepto de manera leve, en ocasiones, en pacientes con una capa córnea muy gruesa, remitiendo a las 48-72 horas.

El tratamiento de peeling PRX-T33 está dirigido a aquellas personas que necesitan:

• Biorrevitalizar la piel
• Mejorar las pieles fotoenvejecidas
• Mejorar la flacidez cutánea
• Mejorar el tratamiento del melasma
• Mejorar el tratamiento de cicatrices atróficas de varicela o acné
• Mejorar las cicatrices hipertróficas y queloideas

El tratamiento de peeling PRX-T33 favorece la estimulación de los fibroblastos y los factores de crecimiento sin generar daño ni inflamación en la piel. No produce una descamación intensa y no es fotosensible, por lo que podemos realizarlo en cualquier época del año, en cualquier fototipo de piel (incluso en los más altos) y sin interrumpir las actividades diarias.

El peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) a bajas concentraciones consigue:

•    Neutralizar los H+ liberados por el ácido e impedir la desnaturalización de las proteínas de la epidermis disminuyendo la descamación de la piel, siendo muy suave y casi invisible.
•    Penetrar en la dermis, modulando y potenciando los mecanismos de estimulación fibroblástica producidos por el TCA. Con esto se mantienen las acciones propias del peeling del TCA en las capas profundas de la piel.

La aplicación del peeling PRX-T33 es sencilla, rápida, cómoda e indolora. Su duración es variable, pero oscila alrededor de 30 minutos.
Se realiza aplicando varias capas del producto hasta su total absorción mediante un masaje específico. Posteriormente se procede al lavado del mismo y se aplica una crema hidratante.
Permite la incorporación inmediata a las tareas cotidianas y laborales. No produce descamación.
Con el paso del tiempo, la piel aparece más flexible, fina, tersa y sonrosada, con una especial luminosidad y un color mucho más homogéneo.
Entre sesión y sesión el paciente deberá aplicarse una crema específica una vez al día.

Los resultados se perciben de forma progresiva, y el número de sesiones necesarias depende del grado de envejecimiento y las características de la piel y de la edad de la persona.
Se recomienda realizar entre 3 y 6 sesiones con una frecuencia semanal o quincenal (tratamiento antiaging) o entre 6 y 8 sesiones con una frecuencia semanal o quincenal (tratamiento de cicatrices).
El peeling PRX-T33 es un sistema de peeling medio que atraviesa la epidermis, casi sin irritarla, manteniendo las propiedades clásicas del ácido tricloroacético al 33%: regeneración y aclaramiento del color de la piel.

• El peeling PRX-T33 sirve para reducir las cicatrices de varicela y acné.
• Está recomendado como tratamiento de base en mesoterapia, junto con el tratamiento con vitaminas, PRP (plasma rico en plaquetas) y rellenos con ácido hialurónico o colágeno, ya que se potencian los beneficios de ambos tratamientos.
• Se trata de un tratamiento médico sin agujas y por lo tanto no invasivo.
• Ayuda a combatir la flacidez.
• Produce una estimulación química de la dermis sin exfoliar la epidermis.
• Es indoloro.
• Los resultados son visibles de manera inmediata.
• Tras el tratamiento no aparecen hematomas ni enrojecimiento cutáneo.
• Puede ser administrado incluso en primavera y verano, ya que no es fotosensible.

El peeling PRX-T33 no presenta efectos adversos importantes, aunque después del peeling la piel puede sentirse un poco tirante, pero a la vez tersa y suave.
Se puede notar una pequeña sensación de anestesia superficial al tocar la cara. Estas ligeras molestias desaparecen espontáneamente en poco tiempo.

No se recomienda la aplicación del tratamiento en caso de:

• Piel irritada o irritable
• Dermatitis seborreica
• Erupciones cutáneas o herpéticas en curso
• Embarazo y lactancia